doble vida
en otra ciudad
en otro país
la vestimenta
las hormonas
el pelo
los ademanes
la voz
en otro barrio
de la mano
caminando
enfrentando al guardia
al taxista
al padre de familia
a la señora
escondiendo el beso
huyendo o dando la cara
cuando desde el otro lado
de la calle
se escucha
homosexual de eme
a grito pelado
y se oye que a la mujer trans
le gritan maricón
y que su salvación
entre el hombre y su violencia de machito
sea un policía que quizás le diga lo mismo
yo no sé por qué me grita usted a mí
yo le trato con respeto y usted me ofende
si me pega le llamo al señor policía
ya cállate puto de eme

uno en su invisibilidad de guambra de pelado de 12 años
de pelo corto y senos pequeños cree
que se salva de que le maten en cada esquina
pero a veces el enfrentamiento
ocurre en la familia
y uno se avergüenza de estar con la familia
porque uno es una vergüenza para ella
y al final el enfrentamiento es
con uno mismo
y en casa familia mía callamos
porque no hay consenso
porque hay amor pero hay fe
porque hay fe pero hay amor

la familia marcha de día por la familia y por sus hijos
yo marcho de noche por la zona rosa
la familia y su iglesia
yo y mi tribu de maricas travestis y camioneras

no puede llamarse
estilo de vida
ideología
a la identidad

no puede llamarse
aberración
al amor
ni a la orientación

marcharán por los hijos de quién
que no se metan quiénes con los hijos de quiénes
si ya a tantxs hijxs hijas e hijos
cada noche
cada día
desde siempre
en olvido y en privilegio
les meten odio
en forma de balas
les meten cuchillos patadas
soledad y escarnio

cuando a mí me maten
los laicos comprometidos no marcharán
por este fruto de su vientre y de su amor
y quizás me perdonen
familia
por haber sido tan rebelde
por haber ocultado mi vida
por haberme reservado los detalles de mis días más felices
por haber ocultado mis reuniones de tribu
por haber caminado marica entre maricas
por leer sus postulados y sus historias
por aprenderme de memoria su poesía
por escuchar sus voces sus bocas y sus manos
por haber sido tan así
tan mamarracho
tan hombruna
por no haber sido tan feliz como hubieran querido
porque siempre me sentí
ante sus ojos
insuficiente

Advertisements

Runde zwei

27 de agosto – 6 de septiembre 2017

Talvez, acabando, comeces…
Á. de Campos

 

 

me siento preparado para irme
cualquiera de estas noches
para dejar de una vez de
buscar ansiosamente andamios
y dejar de penar por lo que destrocé
abrazosraícesbrotesramasenredaderas
lugares costumbres creencias manerismos ismos ismos
 
mi cuerpo asediado
balancea sus cambios y sus muertes
en esta habitación
 
huraño marcado solitario
amante de lo impropio
arriesgado estúpido
lienzocuerpo
 
no queda mucho más que destruir
ya te han dolido todas
las carrasposas erres
del desgarro

finalmente

hablo desde este cuerpo mío que
luego de años de extraviar su efe
juega a encajar los senos en el espacio

lo que es el afán este
de no sentirse
en casa propia
en este cuerpo

pasan los días
envejezco
y no dejo
de ser gris
mitad angustia
un cuarto de despiste
y el cuarto final
un cuarto vacío
donde solía ensayar
e insisto todavía
identidades

me arrastraba
frente al espejo
para mi tacto y mi memoria
y quedaba en evidencia
mi piel partida de juicios y registros

la sanación en el placer
la huida en el dolor

intercalaba sesiones de ternura y de violencia
mi cuerpo y la culpa que le atribuía
mi cuerpo y su necesidad de abrigo

me preguntaba
con qué se podría curar un cuerpo escupido
por otros ojos
y por unx mismx?

mis manos
amordazaron mis colgantes
y escondieron su relieve

me llamé pedro
y me enamoré como pedro
perdí el sur
me levanté y volví a mi nombre documentado
porque pensé que había que madurar
estudiar
trabajar
conquistar
aparecer
parecer
perecer

pero una vez trizada la identidad primera
el camino diario tiene bifurcaciones

he vuelto a cuestionarme
ya no son los días de pedro
el que corría en las clases de educación física
con una venda en los senos
tampoco son los días de una paola
políticamente correcta
y por dentro destrozada sin saber por qué

ahora
me dejo el bigote
y uso sostén cuando quiero

me siento vibrante
en un lugar que por invisible
no me pertenece

tienta el querer rendirse
a ser nosotrxs mismxs
porque puede ser
jodidamente desgarrante
arrastrarse como un

?

sin respuesta próxima
sin resolución de nudos

pero por qué hacernos unxs a otrxs
más difícil el tránsito
si afortunadamente
todxs somos
ambigüedades
heridas
deseos
extravíos
hogares
cada unx a su manera

si de algo quiero desistir es de luchar
contra mí mismx
no voy a dejar de nuevo que me alcance la violencia
ajena ni la de mis propias venas

luego de tantos años
de odiarme más que otros
ahora
encajo mis senos
en el espacio
como se encajan
palabras
piernas
y tantos otros tejidos

other

si el género es lenguaje
que se someta a la ternura

si el género es tormenta
que despeje absolutos

si el género es coraje
que se duelan mis escudos

dejo abierta la puerta
espero al sol en el puerto

dejaré de huir de mí para atreverme a ser?

trepo recuerdos de besos
y rechazos
en base a mis nombres y mis pieles

al otro lado de los escritorios
ni chicha ni limonada

en las calles
me gritan que
soy un travesti
y maricón
haga lo que haga
me vista como me vista
y está muy bien
no se equivocan
pero hay días que me duele
y me encierro
en mi miedo

si el género no fuera más que
una hoja
en la que no se repara
si no solo en su belleza

condicionamiento
soledad sin ritmo
espejo que ves lo que no acepto

que no sea motivo de angustia
lanzar la moneda al aire
y no tener respuestas
para uno mismo

VLC, 7 de octubre de 2015

cuatro lujurias

(el parque oscuro
el unisex trotando
en su momento homosex)

primer tipo

el joven alto
tallado de árbol
que me clava los ojos hambrientos
mientras camina entre los troncos

segundo tipo

el joven que silba a mi lado
el que muestra las pantorillas
y en sudor se despide

tercer tipo

el último
de capucha negra
el que enciende un cigarrillo
de espaldas al cielo

es solo otro amanecer

cuarto tipo

el de pelo largo que entra en el jardín municipal
a entregarle un pequeño paquete a un igual
que está escondido entre las ramas de un ciprés

cada día desciendo un poco más
al infierno

 

(11 y 12 de octubre de 2015/25 de febrero de 2016)

cuentos

el pudor
es necesario
para gritar con fuerza

quién camina dos vidas
para escuchar monólogos
en los museos

sórdida caja torácica de Adán

quién es
el tipo que te ronda
la vereda

es David
el que te da
el que mira los muslos gordos y peludos
a media mañana
y sonríe
satisfecho

el orador
el que ora que a nadie
le den placer de cuchillo
en los más íntimos túneles
el que frecuenta las esquinas
el que me pregunta a media noche
coqueto
sin saber nada de mí
que si me gustó
claro que sí

que la banda tocó bien


pero que nadie toca la guitarra
como yo

yo que estuve
emocionado en primera fila
agitando la cabeza
como un borracho idiota

sabe coquetear el hijueputa
yo que descubro
que el deseo
puede ser un pasatiempo
un ir y venir de seres enamorados
solos
que no se buscan ni se encuentran
pero que se miran
y en ocasiones eso basta

¿quién necesita enamorarse
hasta la médula?
¿quién necesita discriminar a oscuras?
¿quién quiere escuchar historias de amor ajenas
a la luz de una chimenea?
¿quién quiere recordar a diario
cómo se sentía la eternidad
antes de que se trizara en mil pedazos?

cuentos de maricones
cuentos de marionetas
cuentos de Marías
cuentos de piratas
cuentos de hadas

 

(15 de octubre de 2015)

encuentro

buscaba al funcionario
al señor Francisco Córdova
y me señalaron el cubículo
de una mujer sonriente
que trabaja para un sistema
que es insensible hacia
su cotidiano

ella generó el contrato de la beca
en dos minutos
abolió toda burocracia

así he venido a probar suerte yo
para regresar y darle un apretón de manos
con mi sonrisa
bajo un bigote negro


11 de octubre de 2015