10 de septiembre 2014

impar la media sola
con ilusión de pares
camina tambaleándose
entre la ropa de ayer
recién lamida por el piso
entre cenizas azules
de amores abusados sin filtro
impar
impar
dos y dos son cuatro
pero uno siempre es uno
solo
incuestionablemente solo
izquierda buscando izquierda
con el pensamiento
tanto tiempo hemos tenido para conocernos
para golpetearnos hasta el delirio
el tímpano con las canciones
pero todo llega con los pasos contados
nada antes
nada después
vos sabías
que si amenazaba el colapso
al menos podría secarme la llorona
con el sol voraz de agosto
las palabras
impares
arrítmicas
de izquierda que te escribo
de fondo canta Milanés a Guillén
yo muriendo
quién le dijo que yo era
siempre risa nunca llanto
como si fuera la primavera
no soy tanto
y de qué modo sutil
me dejó usted desvariado
sin esperanza de abril
sin camisa de flores
derramadas
soliloquio abandonado
entre pies temblorosos que me quieren
comer la boca
pero yo solo impar
te quiero a vos mi izquierda
a vos mariposa que me escupe el polen
para tener qué comer
calzoncillo
ungüento
saliva
la media impar se acurruca en un rincón
hasta entender el camino

Encuentro

A María Bethania
Al Terremoto

Besadora
vos
jengibre tabaco vino
y mis labios
que han desaprendido el amor

manos historia vida
las tuyas
olvido muerte
las mías
tuyas

te regalan cerveza por tu encanto
y a mí me encanta verte
y devorar savia de botellas

optimista vos
que aún buscas el amor
y que lo buscas en mis ojos

pesimista yo
ahogado del despecho
ya sin horizontalidades
ni para el sueño

pero ahora
me hallo prendido de vos
queriendo darte más
de lo que no me pides
agradeciendo tu nombre
buscando tus cráteres de placer
mientras vos sueñas en mi pecho
y con mi pecho
tuyo

y a mí llucho
no te niego
que por un momento
me sedujo al abandono
el unicornio azul
pero no
ya no
ando de tu mano
bajo las lágrimas eróticas de esta ciudad

no te conocía
pero te aprendo
para amar con justicia
tus caminos
tus ventrículos de oro
tus concavidades
tus predilectos
tus segundos
tus bisagras palpitantes
y el litoral color
de tus palabras

ando de tu mano
para ponerle tu nombre
a las habitaciones del tiempo
para que todo caiga y muera
menos el calor de sabernos uno
cada noche

mujeres

como humaredas en todo cielo
flotan
soberbias
unas inferiores
otras superiores
errantes cuerpos curvilíneos
que rotan sobre su propio veneno
que se revuelcan en el mío
reflejan la luz de mi esperanza ocre
unas son cicatrices luminosas
otras son sentencias calientes
respiran
suspiran
me juegan
les juego
me llaman
les llamo
me aman
pasadopresentefuturo
les amo
pasadopresentefuturo
les amo
y no puedo decidirme
por una
las quiero así
consteladas
vivas
lejanas y cercanas
de mi perversión
pero ahí
cada una en su poro celeste
único e irrepetible
mujeres
planetas de besos viles leales
y acuosos
mujeres
sólidas angustias
maestras
vitalicias
y breves

por qué me haces sufrir
me pones tus giros capilares
en la ventana
astros imposibles
para que me iluminen
para que crea que son amaneceres
que hoy sí
hoy
que hoy vas a detener mi mano pervertida
que vas a mirarme
a través de mis callos
con unas ganas
como si fuera todo lo que no soy
y curiosamente sí
hoy te vi
te alejaste a paso lento con la esperanza
linda te queda
siempre fue tuya
y yo siempre tan lejos
de componerme
sigo de pie
pero dejo un rastro lastimero
letras que se pudren
me abrazo al hilo que cosiste
en mi boca de cometa
me tragué tu saliva
esa que dejaste fluvial
en los cuellos de todas esas botellas que compartimos
me abrazo al hijo que no llorará
por tu seno
tu nombre etimológicamente
princesa
sirve para nombrar la fauna entera de mis noches
mujer de tantas
por qué me resucitaste a mí
tan bien que moría
solo de soñarte

promesas

no voy a llorar
si no me miras
ni si me miras
y no me hablas
ni si me hablas y no
me quieres
ni si me quieres
y no me dices
ni si me dices
y no nos dura
ni si nos dura
y yo me muero
ni si me muero
y me reemplazas
ni si me reemplazas
y me extrañas
ni si me extrañas
y me nombras
ni si me nombras
y no me lloras
ni si me lloras
y yo tan pobre bruto
de tanta angustia
no te oigo

sufrido

me pregunto
cómo
y por qué
nos encontramos
y tropezamos
por qué caemos
tan adentro si no hay
razones para esto
coincidencias agotadas
color conchaevino
esto de vos esto de mí
y tiene su hora
insípida
porque ni siquiera ha comenzado
así mismo parece que es
la vida esta que no
pasa como uno le requiere
maldita sea
yo he pagado con piel por
dejar de quemarme con este dolor
infame
pero no tiene precio el llanto
al menos el mío parece no
tener precio ni dueño
maravillita
esto de enamorarse
cuando no hay de dónde
maravillitas tus pasos
esto de que me trastornes la vida
cuando ni por mí puedo arrastrarme
maravillita quien le haya dado
el nombre de amor
a este infierno leproso

a la idavuelta de la Gaby Yánez

cada viaje exprime
limonero
en sus desandados rincones
la lágrima que añora
el regreso
pero la arena fluye
siempre desciende
y volverás tus pasos
al ombligo
luego de tu expedición periférica
la cordillera estará firme y pendiente
habrán brazos filiales
para acogerte
entonaremos bacanales en tu nombre
para devolverles a tus ojos
el sol
de la tierra andina nuestra
que te ha de extrañar
hasta que vuelvas

y lloro
cómo lloro yo
maricón
si eres la dueña de mi alma
Quintero capo
por los atardeceres grupales
aunque iba por verte a vos

no creas que no soy de embelesarme con volcanes
veía el horizonte
la cordillera
recogí meticulosamente los detalles
para tallarlos aquí y en otras tablas
pero iba por vos
mi vistandina
vos irías por mí?
me chumé para aflojarme la lengua
para vos
la paja no iba a escucharme hablar
las usuales pendejadas que digo
bajo el sol del maíz fermentado
me puse el saco de lana de borrego
lindo saco
por vos
no por el frío
me bajo las cajetillas por vos
no tanto por la tembladera
no por los lunes
me las bajo
para que me descienda la voz
para hablarte a vos
para recitarte
con una ronquera inofensiva
a Granizo Granda Ruales Vanegas Pizarnik Pazos
no seré yo quien te lea mis burradas
escribo versos para vos
no por vanidad
me siento a esperarte en público a vos
no por vanidad
me baño me visto me miro al espejo
por vos
no por vanidad
hago sesenta planchas diarias por vos
no por vanidad
será vanidad el amor?
en todo caso
será
por vos
me gusta andar con vos
para oírte el pulso
no por vanidad
aunque sea portentoso tu halo
no eres mi trofeo
eres el océano
ni mía ni de nadie
pero andar con vos
ahogado
qué más podría pedirle a la vida
cinco centavitos de vos
para ahorrarlos y multiplicarlos
para vos
para tu leona
simbiosis
hagamos simbiosis
trágame
y déjame comerte
hondo despacio azul
me urge tu voz
mojada y sucia
me urge mirarte
no hay peor ciego
que el que ve donde no hay
eras vos?
eres vos?
hazme señas furiosas
soy miope de tantas noches
sin eclipses
pero me he de acercar
a desayunarte voraz
si me llamas
con tus manos fluviales
con tus churos malditos
con tu canto nuclear
con tu calendario impar
te quiero pero me ahuevo
porque así soy
maricón de pura cepa
solo me explayo con el consumo excesivo del etanol
pero amarra
el otro extremo de este puente
que te hago con mi hambre
solo necesito que me amarres a tus costillas
de adana con tacones
solo necesito
saberme querido y no superfluo
te pido
te adoro
me cago en el amor
perro insomne
pero me tienes
para todo lo demás
a lo mejor
en uno de los viajes
le encontramos a ese perro
un nombre acorde
con el desvarío
este
de encontrarnos

a flor de angustia

a flor de angustia

qué será de ofrecer en tu honor
para que vengas y te quedes
el vino tinto o blanco
el almuerzo carishino
el viaje mochilero
el fuego que rechina en seco
arréchate me dicen
(pero cómo)
para que no quedes otra vez cojo
(pero y si te salgo prematuro y grotesco)
dónde encontrarte
dónde
cómo llamarte
cómo
me tiemblan las manos
cuando no estás
y cuando te veo
me convierto en otro
en un naranjo
indescifrable y orgulloso
que no da fruto
que no deja entrever
el afecto
qué hago
flor del verano
qué hago para que no agonices
con el invierno
qué hago
mi naturaleza librera
no me va a salvar de esta
si andas en una selva de amazonas
mi ambigüedad genérica
es fácilmente relegable
sustituible
por qué condiciono mi felicidad
a tus pasos
mi adicción
por qué le pongo fecha de caducidad
a mi abuso
con la eventual llegada de tu cariño
por qué
por qué confundo tus medusas
con las algas de otras
por qué te veo donde no estás
por qué
por qué te temo mía
y te temo de otra
cuando eres tú
flor de campo abierto
hay mejores perfiles que el mío
hay mejores caderas que mis huesos
culos ni se diga
y mentes por supuesto
hay mejores camisas que las mías que no plancho
te extraño y te requiero
a mis pies para que me arrastres
en mi cabeza para que me revientes con esa voz tuya
de alto calibre y baja frecuencia
yo solo sé de simulacros
pero te requiero
real
cercana
caliente
ardiéndome eterna
si se puede
ardiéndome en la cama
en tus veintes
en tus treintas
embarazada de mi pena
con tu globo materno rozando mi ombligo
en tus cuarentas
en tus cincuentas
con tus calores
ardiéndome
en tus sesentas
en tus setentas y los que se vengan
con mi tanque de oxígeno
y tu cuerpo siempre fuerte
mirándonos
el pasar del tiempo
te requiero
y no sé cómo llamarte
a ser de mis pasos
sin herirte
sin quemarte
bela flor
velaflor
florvela
de mis noches
de mis días
de mis horas
de desperdicio
es vergonzoso ver
cómo te escribo escatologías
sin descanso
como si cada verso
pudiera acercar
tus ojos a los míos
yo y mi fe
de que la escritura es profética
que si te deletreo a mi lado
serás condenada a mi tacto
yo y mis deseos de embriagarme
de los conductos lactíferos
de tus senos rítmicos
sólidos
tu humor me desvela
nadie me ha hecho reír así
sería una mezcla
de tus palabras
la marihuana
y el alcohol
pero nadie me ha hecho
delirar así
sin esperanzas
doscientos cuarenta y tres días
como ciego
tropezando en tus gradas
terco
dónde estás flor difícil
te quiero
como ciego
te busco
y no
y no