parece que mientras más te abro
y mientras más me pelas
menos cosas tengo que decir
o más temo soltarte
ciertas banderas

quién sabe para qué
pero me he pasado la mañana
rescatando poemas del olvido
de sucias hojas de apuntes
y de otros campos de batalla menores

tuve que recurrir al pasado
porque ahora
aunque me desgarres
y me tengas pordiosero
no logro mancharme la frente con palabras

ahora
no sé qué decirte
o tal vez sí sé
pero tengo miedo
de que me traicionen
los detalles
amarillos
y ruidosos
y que sepas que me tienes
que me tienes lamiendo
veredas
a falta de
otras cochinadas

tengo que resucitar
la voz de marzo
la que se desvelaba por ti
sin bozal
porque no te tenía clara
solo se ahogaba
en ti
en tu peligrosidad
en tu serrana gracia cultivada a dos mil ochocientos cincuenta metros
y cantaba
te tenía y no te tenía
bella
como eres
y así todo fluía dentro de mis paredes
con naturalidad
las palabras se iban acomodando
sin dudas
sin temor a pasarme de bufón
de “cursi y exacto”

ahora
de tanto mirarte
ya no concibo más
retórica
que el orgasmo

te acurrucaste
como una selva virgen
en mis manos
sin dudar
de mí
de lo que me he convertido
por renunciar a todo
lo que me mantenía con los pies
firmes
creyentes en el afecto
y cerraste tus ojos
sin pensar en cuánto
me ha desfigurado el pulso
el haber desembolsado tantas monedas
ardientes
a cambio de un poco de silencio
y de vacío

s/f y s/n

No tratar de atar lo que está de paso, el viento dirá qué viene y se va.
Facundo Galli

indefinidamente
armamos horas
a sabiendas
de que aun sin tiempo
vos serías la única pieza

indefinidamente
buscamos lugares sin muros
horizontes libres
de tanta toxicidad estructural

yo que siempre sencillo
de pata al suelo y tardes solas
de pronto ya no me bastan
las cuerdas
ni el silencio
ni mi chimborazo de libros
para sobrevivir la ausencia
justa y necesaria
que me das

no sé si esto sea un fata morgana
o si vos le encontraste la maña a mi puerta

te agradezco

o si yo te hice entrar con ademanes de medioevo
burroyó
siempretanvarón
pero estás aquí
gracias
iluminando mi músculo habitacional
con una reverencia te digo
gracias

es probable
que todo sea el exceso de la estación
o un chuchaqui de algo
qué sé yo
sé que corro riesgo
de estrellarme
como dice lilianita
lloraré
lloraré toda mi vida
si la que
si la que amo tiene dueño
pero déjame ridiculizarme solo un ratito
a veces me da por el nudismo
déjame nomás ser un calzoneado cualquiera
le encargó a tus ojos
indefinidamente
mi vista al oriente
y la sombra despeinada
de mi chirimoyo
es tuya también
indefinidamente

y para que no empiece
ni se acabe
ni nos hunda
ni nos queme
que no lleve credencial
ni contabilidad
ni frac
ni menú
ni croquis
ni monitoreo
ni horóscopo
ni pipeta
ni firmas
ni caja negra
ni transfusiones
que sea solo un enredo
de cabello libre al viento
un símbolo de infinito
con mostacho
(dibújalo con tu dedo)
este lazo
que tenemos
y que de sobra
alcanza

al por mayor

quinientos dólares
el pasaje
cuatrocientos el hospedaje
ciento cincuenta dólares
el tour
para que recorra
las calles coloniales
vestidas con piedras
talladas
con el dolor
de los hijos olvidados del sol
espere
tómese pues una fotito
con este que carga
su historia
de sangre a cuestas
con este que
solo tiene
para heredar
honor de hombros
que luchan por su tierra
colores inagotables
que le brotan de la flauta
lingotes de paisaje
a cambio de esperanza
alma de estrella amanecida
ojos de niño
amamantado por el viento
ya está la foto
ya ve cómo le sonríe
y se va a la plaza
a recibir los rayos del medio día
mientras nosotros mejor nos vamos
a comer al hotel
a seguir hablando de estos seres
milenarios
que mantienen la economía
de este país

de atajos y muletillas

que de un día para el otro
el amor no tuviera
tantos hilos de títere
y estuviera al alcance de los apocados
que fuera impermeable y ligero

que poniendo unos centavitos a cambio
fuera inconfundible su presencia
y que su óxido
consecuente del descuido
se pudiera prevenir
con una pizca de verano

que mañana mismo
no quisiera ya aprender más
trucos para tus ojos
y que no me acomplejara mi
pobre comunicación oral

que por inercia
comprendiera tu calendario
y que mis costuras
entretuvieran tus manos

que sin hacer mayor esfuerzo
ya no necesite tanto del silencio
y que si te harto
aunque no se pueda curar eso
te vayas sin rencores

que sin pedirlo
la montaña
no se canse de llamarme y que
sus caminos no dejen de
desnudarse
para amar a los que pasan

que mañana despertara
y que no hablara dos lenguas
con tal de que la mía
fuera menos amarga

que ojalá supieras que me pasas
sin decirte nada
y no tanto por cobarde
(totalmente)
si no porque no quiero
que me veas llorar
en mi disfraz de roca
que acanalla el amor

no puedo ser todos los días
simulacro de resistencia al temporal
coco tierno de buena pinta
malabarista de finas costumbres
y de sonrisa sabrosa
listo para la cosecha
el camal y otros eventos dorados

no gozo hoy del encanto
de las botellas recién abiertas
ni de los gorilas
orondos bombistos de pecho
sabrás que tengo días de lápiz sin cabeza
de palabras sin magnetismo
de letras de poco alcance
impresas en cubos de colores vivos
unidos con hilo nylon o encerado
tengo mis días de pulseritas parlantes
de palabrería insulsa
días como hoy
de mercadillo
de puesto sin gracia
de tabla mal apoyada
de mesita cubierta de baratijas sin historia
qué vas a parar a husmear
por eso alzo la espera

en estos días sin trueque
me hundo en la tarde
sin reloj ni leña
para sufrir de frente y sin apuro
la angustia
de no saber si aguantará o no
el tejido carishino
que extendí en días mejores
entre tus pupilas y mis ademanes de bajo mundo

hoy no puedo desnudarme
y posar sobrado
de ser todo eso
que me otorgas vos
bajo influencia de algunas lunas

hoy solo soy espectáculo de ruina
piedra callada
que no tocas

dame prendiendo el micrófono ve a ver a ver no puedo creer esto vamos a presenciar el intento de aleteo de un pez que se atrancó con la menos indicada no por falta de mérito nonono es sublime ella si no que esto no tiene ni pies ni cabeza por falta del aceite ese color destino detrás de cada panza hay un corazón contento es que quién se puede merecer un bastardo así el pobre no tiene ni cómo justificar el temblor de sus ojos mejor miren a su izquierda ahí están los vocablos jorobados copulan mansos abiertos soberbios es julio como ustedes sabrán en los meses de junio y julio el avistamiento de estos verdes espectáculos se da pero de lujo a ver los prismáticos saquen sus cámaras sus libretitas morbosas anoten nomás con detalle sus impresiones y sus envidias a su derecha tenemos el infinito no parece no que navegáramos sobre un ovillo es mentira eso de que la tierra es pelotita redonda limpia mensurable la tierra como la mente es laberíntica enmarañada un camino que se enreda con cada intento de paso nadie anda en círculos sin tropezar este lo sabe mejor que nadie quién le manda a perder el tiempo pensando en mujeres de cumbre zonzo miren por favor a unos seis metros a su izquierda ahí está sale a la superficie con ansias y pretende llegar a la cordillera ya vio ni dos centímetros hasta pena da ahí se quedó y se hunde la última vez que se le vio fue hace unos años por estas mismas fechas se encamotó y perdió hasta lo que no tiene por eso quedó así pez de agua sucia de alga vieja pero bueno bueno pura telenovela es esto no vaya a llorar no me crea todo lo que digo mejor vea que está lindo el día ya estamos llegando vaya pensando en qué se va a tomar para refrescarse admire el paisaje que le ofrece mi provincia de gente alegre hemos retornado al Ecuador continental mis domitos mis cabelleras queda a sus órdenes Glorino su guía turístico ahí les entrega el joven la tarjetita no para que nos recomienden ya dame nomás apagando esta huevada

así quedaste
adicta al frío
de las noches quiteñas

te cantan
las flores blancas y negras del ceroman
cómo se te fueron de las manos
sus dedos
y el amor

esperas
que vuelva
que se desvista
y bese el césped olvidado
del cariño
que una vez fue
lugar seguro
base intacta
resguardada por un sofisticado
escuadrón de úvulas bífidas
que hacía frente a todo
reflujo
realidad

la ciudad te soba la cara
su nombre está escrito
en los postes
las calles te llevan
inevitablemente
a encontrarla
en las cuevas comunes
peroparaquésiyanohaynada
le echas más trago al olvido
total
cuando se toma
el mañana siempre es
carelunes
parcolunes
lluvialunes
hiperlunes

le estás encontrando placer
a eso de perder la conciencia
bajo el sol
en el tráfico
en los segundos cojos
que se caen
se quejan y ya no se levantan

enturbias tus recuerdos
con humo
solo te falta fumarte
alas de cigarras
llenas la mesa de botellas
y de ceniza
escribes fechas en las paredes
(esedíafuecuandomedijo)
duele saber que no va a volver
te electrocutas
para recordar
los sacudones
de diciembre
cuando alentaron
el morbo de las ventanas
y de las arañas esquineras
de
todas
esas
habitaciones matrimoniales
que con tanto grito adornaron

al amanecer
ella
aún dormía
y su pelo de selva
se regaba en la almohada
rica ella
de tanto feriado
las fantasías se volvieron
facturas de espinas
ella

pasa el tiempo
y tu corazón se va llenando
de rejas
por tanto miedo
que le tienes
a esas amigas con derechos

el día menos pensado
volverá
quizás arrepentida
quizás oportunista
eso no te importará
pero por más que quieras
ese noséqué que tiene ya no desatará
los oleajes
de los días azules
de coitos entre cocos y sorbetes
entre cuellos de vidrio oscuro
y bocas calientes

entre tus erres de sierra
y sus pies de montaña
así
arrastrándose
se fue el gusano
el amor
de tus amores

los amores
y su relojes de arena soldados al suelo
sincrónicos
los bestias
con el color de las palabras
y la calidad de la dulzura
sucia
de tocarse hasta temblar

siseenfríaseacaba
sisetefuesetefue
sisemefuesemefue

no tiene sentido
no tengo sonrisas
ni trago
por eso sé que hoy no es lunes
y que ayer fue el lunes
número veintisiete de este año de mierda
encima llueve y no hay ventanas
pero si quieres
para que no andes esquivando
agujas
sola
ven mejor
vamos a cosernos
las medias
los dedos
entre nuestros fantasmas
sus ausencias y sus ecos
entre tus horas de espera
y mis horas de sal
tenemos suficiente arena
para jugar otra vez a la muerte