con dedicatoria

curtido mío
corazón de barro
ya no de excesos
ya no de hastío
aún te siento niño
frágil
como resucitado

en su regazo
intelectual y dulce
aprendiste que
no se puede curar agujeros
con rabia

llora
curtido
porque en parte
eres culpable
esos ojos
ahora
te duelen
por sentirte
oscuro
extranjero
de sus retinas

la soledad es mansa
cuando sirve de cuna
estás lamiendo a besos
tu vacío cuadrado
para quebrarlo y poder ser
para la vida
un madrevientre
un hogar tan curvo como
su nombre

cómo te cuesta esa sed
de su idioma
de su risa sin dardos
de su mano dormida

cómo te cuesta no saber
si volverás a tener
en tu fondo el color
que le sirva de abrigo

por ahora entiende
corazón
bello mío
aprendiz lento y terrible
no te hundas
en otro mar que la ternura
ella supo darte
lo que te faltaba

a ti que tanto te gustaba hacer blabla
ya no puedes quejarte de nada

con amor
alfabéticamente
te calló la boca
te cerró la bragueta
hizo suya tu lluvia
hizo suyos tus dedos
y todo delirio de medianoche
ella te ha dado el silencio más noble
ya no hace falta matarse
ya no hace falta perderse
ya no hace falta buscar

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s