a flor de angustia

a flor de angustia

qué será de ofrecer en tu honor
para que vengas y te quedes
el vino tinto o blanco
el almuerzo carishino
el viaje mochilero
el fuego que rechina en seco
arréchate me dicen
(pero cómo)
para que no quedes otra vez cojo
(pero y si te salgo prematuro y grotesco)
dónde encontrarte
dónde
cómo llamarte
cómo
me tiemblan las manos
cuando no estás
y cuando te veo
me convierto en otro
en un naranjo
indescifrable y orgulloso
que no da fruto
que no deja entrever
el afecto
qué hago
flor del verano
qué hago para que no agonices
con el invierno
qué hago
mi naturaleza librera
no me va a salvar de esta
si andas en una selva de amazonas
mi ambigüedad genérica
es fácilmente relegable
sustituible
por qué condiciono mi felicidad
a tus pasos
mi adicción
por qué le pongo fecha de caducidad
a mi abuso
con la eventual llegada de tu cariño
por qué
por qué confundo tus medusas
con las algas de otras
por qué te veo donde no estás
por qué
por qué te temo mía
y te temo de otra
cuando eres tú
flor de campo abierto
hay mejores perfiles que el mío
hay mejores caderas que mis huesos
culos ni se diga
y mentes por supuesto
hay mejores camisas que las mías que no plancho
te extraño y te requiero
a mis pies para que me arrastres
en mi cabeza para que me revientes con esa voz tuya
de alto calibre y baja frecuencia
yo solo sé de simulacros
pero te requiero
real
cercana
caliente
ardiéndome eterna
si se puede
ardiéndome en la cama
en tus veintes
en tus treintas
embarazada de mi pena
con tu globo materno rozando mi ombligo
en tus cuarentas
en tus cincuentas
con tus calores
ardiéndome
en tus sesentas
en tus setentas y los que se vengan
con mi tanque de oxígeno
y tu cuerpo siempre fuerte
mirándonos
el pasar del tiempo
te requiero
y no sé cómo llamarte
a ser de mis pasos
sin herirte
sin quemarte
bela flor
velaflor
florvela
de mis noches
de mis días
de mis horas
de desperdicio
es vergonzoso ver
cómo te escribo escatologías
sin descanso
como si cada verso
pudiera acercar
tus ojos a los míos
yo y mi fe
de que la escritura es profética
que si te deletreo a mi lado
serás condenada a mi tacto
yo y mis deseos de embriagarme
de los conductos lactíferos
de tus senos rítmicos
sólidos
tu humor me desvela
nadie me ha hecho reír así
sería una mezcla
de tus palabras
la marihuana
y el alcohol
pero nadie me ha hecho
delirar así
sin esperanzas
doscientos cuarenta y tres días
como ciego
tropezando en tus gradas
terco
dónde estás flor difícil
te quiero
como ciego
te busco
y no
y no

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s