la última miel que no te dosifico

Y no decirte ni lejana ni perdida
para no darle razón al mar que te retiene.

Julito. Papeles inesperados.

me disculpo
porque así soy yo
pero estoy entonadito
y voy a hablar de ella
porque aunque tenga mucho de qué quejarme
por ahora no puedo dar cuenta de otra ebriedad

me gusta
me hace perder la noción del tiempo
sin humaredas ni excesos
su nombre basta
es la primera lumbre en mi ventana

me hace exhibir sin vergüenza
el sesentón escote de mis ideas

no se peina
y no le hace falta
siempre tiene esa silueta de cordillera
es una corona difícil
para placer mío y de todos los caminantes
que enreda en su perdición

pareciera que no
pero ella también sabe perder
pierde roces amores memorias
y se le va la mano en brujerías
me gusta
que se pierda
que me deje llucho el valle
y llucho a mí
funámbulo en el brillo flojo
de su incertidumbre
suicida
añorándole

me gusta que se haga sentir en otras latitudes
aunque desvaríe en las mismas que yo

me gusta
su voz de subterráneo
su vida de siete mañas
su respeto andino
su mente sin ismos
su ortografía
y el alcance de sus falanges

me hace llorar
y me corrige con cada lágrima
la miopía residual

lee mis versos de paja
y no los desdeña
aunque sean indigeribles

vuela
y yo le espero
sabe que le espero
y vuela

yo que tiendo a la avaricia
de pronto me hallo libre
hasta de mí mismo
y le veo libre
y me gusta así

se divierte conmigo
y a mi costa
me hizo reír
y yo también supe darle
cuerda a su bailarina

me puso a prueba
no lo sabe
pero me tuvo leyendo manuales
de conversación
de corte y confección
de jardinería
y de otras necesarias artes manuales
para las que no tengo natural habilidad

me tiene todavía
circense
ilusionado
y sin fecha de estreno
haciendo malabares
con las cuerdas fogateras
para sus ojos de luna

me hizo robar
me hizo mentir
me hizo caer en mis mentiras
me hizo levantar
no me quiso de rodillas

le busco y no le encuentro
a lo mejor no fuimos
pero me deja pistas
para seguir errante

eso
de otra mano
me hubiera ahogado
pero ese parece ser su arte
o yo peco de imbécil como de costumbre
de todos modos
como sea o como no
me gusta

nunca supe qué tramó con tantos soles
pero me hundí en su laberinto
después de todo
si le estorbo
solo ella tiene la potestad
y el privilegio
de sacarme
de una patada
o de dos
es probable que me deje elegir

aunque te trague entera
el mar que te muerde los tobillos
yo sé que me miraste
yo sé que me desvelé en tus costillas
y aunque de tanto hacerte espacio
en mi ternura
me quede destrozado
con harapos
he de hacer jilgueros
que te canten

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s