en el nombre del que me quiso y del que quise y del que renegué

-…Bueno; desde hoy eres jardinero de mi jardín.
Rabindranath Tagore

me vistieron de blanco para que
por los siglos de los siglos
amén
me sumerja en la grave frente
de la verdad absoluta
sin saber que con mi despertar venéreo
mis noches
cuestionarían sin cansancio
y serían incompatibles
con la ascética renuncia que no presenté

me vestí de blanco
y me peinaron las medusas
linda quedé
para recibir el trigo
y la vid
de las manos alquimistas
del sonriente de la sotana
sin saber que iría a ser fanático
de la cepa del vicio
y del pan
para calmar mi eterna hambre de sexo
paraíso de los desterrados
oh you old piece of junk
that’s all you need

me vestí de blanco una vez más
esta vez para cederle a la paloma trinitaria
mis revoloteos curiosos
ansiosos de encontrar tesoros en las ingles
de sirenas muertas

ahora llevo ya once años de ser
este gallinazo que no duerme

regularmente
por salud mental
recurro a la jardinería
de paso también para darme un poco de gracia
no
me podo el bigote y las patillas
para el tacto de sus ojos
me podo la ingle para su boca

ahora lejos de los altares
vivo tapando el ojo que todo lo ve
con mi dedito sucio
me acuesto entre bloques de cemento
me excito con la manguera entre mis piernas
perfecciono mi técnica
quiero ser su jardinero
Rabindranath
harasle saber que le tengo alta estima
no importa que me diga
que cómo vengo ahora di
cuando ya todos se han ido
no quiero que se pierda
quiero que deje su rastro de polen
para poderla seguir

enamorado y no
avergüenzo mis apellidos mestizos
y mis nombres adaptados
(como el papá tiene que llamarse
pero en femenino
tan mujercita que salí)

las canciones de la calentura
me las sé de memoria
y aún así
mis galanteos
son sin remonta
mis piropos ahuyentan los paisajes que persigo
la gloria del lecho todopoderoso
no es para mí
pedacito de mierda que soy
ahí sentado
inexpresivo
calladito
desalmado
que no abraza
que no besa
porque es roca
el orgullo es malo
Paola
como vos

trago saliva ardiente
de tanto blasfemar
cáncer de laringe

mancho mis ojos y los del prójimo
con mi palabrería de mala calaña
mi paz espiritual reside
en dibujarte las comisuras
con mis pasitos
sardónicos
muero por tu risa

ni bien amanece
si es que amanezco
y obedezco a mi impulso de embarrar
el buen nombre del predio
andando despellejado
en el jardín
siempre tan pulcro
adornado con árboles frutales
en producción
no como uno
que es semillla estéril
estos árboles fueron plantados con amor
a mí también me plantaron con amor
en el verano del noventa y uno
acaso no me acuerdo

la psicóloga me decía con cariño
que tengo una mirada triste
y luego se sacudía
y me preguntaba
por qué ese afán tuyo de escandalizar
de andar aullando tus percudidos
con venia

del amor fraterno salió la frase
te estás condenando sola

al infierno mismo voy
y sí
en vida se paga todo
es palpable esta soledad sin cuerdas
que cargo como cruz

me parieron en media sierra
sin preguntarme nada
sin darme una guía de supervivencia
para crecer entre pajas curuchupas

el entenado me rasgó el himen de la inocencia
a puerta cerrada
a mí
pobre mesías de verborreas
sin lectores
sin medio centavo
vaticino que seré desheredado
por destruir con golpe seco
mi brújula

golpe de pecho
por mi culpa
golpe de cráneo
por mi culpa
todo bien merecido
por mi gran culpa

por eso recibí
un chirlazo por amar con inversiones
un chirlazo por proclamar mis amores
un chirlazo por callar mis pecados

ahora presiento
se me viene un cuarto
chirlazo por cincelar pendejadas
como esta

cuando sea grande
decía
quiero ayudar a la gente
quiero ser doctora como el abuelito
ir al consultorio a las seis
no cobrar
porque la vida no es de oro
el dolor no es un limonero
para sacarle jugo

cómo te extraño abuelito
cómo
nietita ejemplar te salí

perdonarás que me he edificado
al margen de este mundo

no me odies

perdonarás que no supe agarrarme fuerte
de las sandalias de tus santos
ni del discurso de mi padre
de hombros tiernos
ni del cariño de mi madre
de manos fuertes

sabrás
que cada vez que puedo
busco en el Chimborazo
que le vio nacer a la mami
sus ojos verdes
los busco
los necesito
sus ojos de esmeralda
sus ojos buenos
de los que te enamoraste
como loco
para saber cómo debo
tallar mis dedos
para encajarlos
en la ranura de la maquinita vieja de la vida
a ver si después de tanta patanada
esta me arroja un día más
para ser esta melancolía rabiosa
esta cucaracha que no quiso ser
lo que debía

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s