así quedaste
adicta al frío
de las noches quiteñas

te cantan
las flores blancas y negras del ceroman
cómo se te fueron de las manos
sus dedos
y el amor

esperas
que vuelva
que se desvista
y bese el césped olvidado
del cariño
que una vez fue
lugar seguro
base intacta
resguardada por un sofisticado
escuadrón de úvulas bífidas
que hacía frente a todo
reflujo
realidad

la ciudad te soba la cara
su nombre está escrito
en los postes
las calles te llevan
inevitablemente
a encontrarla
en las cuevas comunes
peroparaquésiyanohaynada
le echas más trago al olvido
total
cuando se toma
el mañana siempre es
carelunes
parcolunes
lluvialunes
hiperlunes

le estás encontrando placer
a eso de perder la conciencia
bajo el sol
en el tráfico
en los segundos cojos
que se caen
se quejan y ya no se levantan

enturbias tus recuerdos
con humo
solo te falta fumarte
alas de cigarras
llenas la mesa de botellas
y de ceniza
escribes fechas en las paredes
(esedíafuecuandomedijo)
duele saber que no va a volver
te electrocutas
para recordar
los sacudones
de diciembre
cuando alentaron
el morbo de las ventanas
y de las arañas esquineras
de
todas
esas
habitaciones matrimoniales
que con tanto grito adornaron

al amanecer
ella
aún dormía
y su pelo de selva
se regaba en la almohada
rica ella
de tanto feriado
las fantasías se volvieron
facturas de espinas
ella

pasa el tiempo
y tu corazón se va llenando
de rejas
por tanto miedo
que le tienes
a esas amigas con derechos

el día menos pensado
volverá
quizás arrepentida
quizás oportunista
eso no te importará
pero por más que quieras
ese noséqué que tiene ya no desatará
los oleajes
de los días azules
de coitos entre cocos y sorbetes
entre cuellos de vidrio oscuro
y bocas calientes

entre tus erres de sierra
y sus pies de montaña
así
arrastrándose
se fue el gusano
el amor
de tus amores

los amores
y su relojes de arena soldados al suelo
sincrónicos
los bestias
con el color de las palabras
y la calidad de la dulzura
sucia
de tocarse hasta temblar

siseenfríaseacaba
sisetefuesetefue
sisemefuesemefue

no tiene sentido
no tengo sonrisas
ni trago
por eso sé que hoy no es lunes
y que ayer fue el lunes
número veintisiete de este año de mierda
encima llueve y no hay ventanas
pero si quieres
para que no andes esquivando
agujas
sola
ven mejor
vamos a cosernos
las medias
los dedos
entre nuestros fantasmas
sus ausencias y sus ecos
entre tus horas de espera
y mis horas de sal
tenemos suficiente arena
para jugar otra vez a la muerte

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s