qué linda la Soledad
cómo se pone delantal
y prende la hornilla
saca la olla
le pone agüita
y calienta las palabras
para hacerme una
compresa
pero antes
dice ella
el masaje
entonces se quita el disfraz de cocinera
y se frota las manos
para manosearme
el callo este
este que tropieza
con todo lo que le guiña el ojo
y se cae de jeta
este que vigila
las esquinas
esperando
que regreses
antes
de que el tiempo
me ahogue
todo el amor
posible
con la sentencia
inapelable
que se dicta
a los cobardes:
no hay quien
abandone su viaje
por calmar
a los locos
ni por esperar
a los lentos
de corazón

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s