Funeral a los 16

I guess I’ve lived about ten or fifteen thousand lives now.

Charles Bukowski

Como mueren los versos en tus ojos de fuego,
ha muerto hoy
un cigarrillo huérfano
que andaba desangrándose
en un bolsillo roto.

Sus cenizas fueron vertidas
en una cuna de ratas
entre las escamas
de un tejado.

Una mariposa le canta el adiós
con su aleteo enlutado.

Queda solo su aliento,
amanecido eco,
que con traje nupcial baila
entre mis dedos,
entre mis labios.

El moho me regala
la grata calidez
para que no se cuele el frío
entre los nudos de las telas que me cubren.

La resolana amiga,
la traicionera nube,
traicionera porque anuncia
la alegría
y la retiene en su vientre.

Sé que estoy al borde del hartazgo
pero precavido, siempre,
dejo escrito el epitafio.

Siempre anduve precavido
por la vida,
advirtiendo,
enderezando los pasos,
con el catalejo obsesivo
a toda hora,
avistando tierra,
curvas,
siempre cuidado,
siempre cuidado.

Cuidado,
me dije,
se me acobarden
una madrugada
los párpados
de dejar al descubierto
mis córneas desgarradas
porque la espera resultó ser
más amarga que el vacío,
porque la soledad
me ahorcó
el flujo de los sueños.

Cuidado me vaya a largar sin esconder
los pornográficos hilos
de palabras.

Cuidado, miijto,
se va a caer del techo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s