no andes malvendiendo
tu angustia de calles negras
déjame a mí
la soledad de tus labios

bailemos con el temblor
de tus manos frías
para hacer temblar también
tus muros
tu pasado 
que nunca se conformó
con su desgracia

déjame andar tus cuestas
para advertirte de las
piedras altaneras

déjame borrarte
los candados
del deseo
con estos dedos míos
que han crecido ávidos
solitarios
reptando entre las sábanas calientes
estos narcisos dedos
déjalos morir en tu boca

deja que te quemen
con la corriente de sus venas

deja que abran el silencio
de tus piernas lujuriosas

no andes provocando disturbios
déjame podrirme aquí
sucio
mordiéndome la lengua
mordiéndome las uñas

no me hagas soñar
no me hagas soñar
déjame con mis placeres subterráneos
déjame mendigar orgasmos
a los objetos frívolos
inmóviles
como esta pluma
como este puente

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s