doble vida
en otra ciudad
en otro país
la vestimenta
las hormonas
el pelo
los ademanes
la voz
en otro barrio
de la mano
caminando
enfrentando al guardia
al taxista
al padre de familia
a la señora
escondiendo el beso
huyendo o dando la cara
cuando desde el otro lado
de la calle
se escucha
homosexual de eme
a grito pelado
y se oye que a la mujer trans
le gritan maricón
y que su salvación
entre el hombre y su violencia de machito
sea un policía que quizás le diga lo mismo
yo no sé por qué me grita usted a mí
yo le trato con respeto y usted me ofende
si me pega le llamo al señor policía
ya cállate puto de eme

uno en su invisibilidad de guambra de pelado de 12 años
de pelo corto y senos pequeños cree
que se salva de que le maten en cada esquina
pero a veces el enfrentamiento
ocurre en la familia
y uno se avergüenza de estar con la familia
porque uno es una vergüenza para ella
y al final el enfrentamiento es
con uno mismo
y en casa familia mía callamos
porque no hay consenso
porque hay amor pero hay fe
porque hay fe pero hay amor

la familia marcha de día por la familia y por sus hijos
yo marcho de noche por la zona rosa
la familia y su iglesia
yo y mi tribu de maricas travestis y camioneras

no puede llamarse
estilo de vida
ideología
a la identidad

no puede llamarse
aberración
al amor
ni a la orientación

marcharán por los hijos de quién
que no se metan quiénes con los hijos de quiénes
si ya a tantxs hijxs hijas e hijos
cada noche
cada día
desde siempre
en olvido y en privilegio
les meten odio
en forma de balas
les meten cuchillos patadas
soledad y escarnio

cuando a mí me maten
los laicos comprometidos no marcharán
por este fruto de su vientre y de su amor
y quizás me perdonen
familia
por haber sido tan rebelde
por haber ocultado mi vida
por haberme reservado los detalles de mis días más felices
por haber ocultado mis reuniones de tribu
por haber caminado marica entre maricas
por leer sus postulados y sus historias
por aprenderme de memoria su poesía
por escuchar sus voces sus bocas y sus manos
por haber sido tan así
tan mamarracho
tan hombruna
por no haber sido tan feliz como hubieran querido
porque siempre me sentí
ante sus ojos
insuficiente

Advertisements

esquizofrenia

28 de marzo 2017

todavía atardece
para cada ser
que quiera ver
arder el horizonte

todavía no me acostumbro
a hablar conmigo
tendré que callar
para no matarme
lentamente

hemos llegado al punto
corazón de barro
de no tener que alterarte
ni atenuarte la realidad
para romperte en dos
o para unir la grieta de la ausencia

balance

31 de julio – 6 de septiembre 2017

cada quince días
me quemó los ojos
el sol del amanecer
al otro lado de la cordillera
y yo me dejaba cegar
feliz
con la ilusión
de enmendar
mi vida radicada en otras calles
que nunca cruzarían las tuyas

cada quince días
sentí ese frío quiteño en la nuca
y envidié su suerte
de entrar cada madrugada
en tu habitación
siempre bienvenido
a abrazar ese gesto en tu rostro
hundido en la última hora de sueño
ese gesto que incluso a tu lado
yo solo pude mirar
absorto y de lejos
a diez centímetros
a cuatrocientos veinte kilómetros
a ocho mil novecientos noventa y seis kilómetros
a noventa mil palabras y trescientas cartas de distancia
(unidad de longitud timidez)
porque nunca se merecieron
la cotidianidad del tacto
la simplicidad del tacto
la fecundidad del tacto
estas manos mías
infames y cobardes
que te escriben

Runde zwei

27 de agosto – 6 de septiembre 2017

Talvez, acabando, comeces…
Á. de Campos

 

 

me siento preparado para irme
cualquiera de estas noches
para dejar de una vez de
buscar ansiosamente andamios
y dejar de penar por lo que destrocé
abrazosraícesbrotesramasenredaderas
lugares costumbres creencias manerismos ismos ismos
 
mi cuerpo asediado
balancea sus cambios y sus muertes
en esta habitación
 
huraño marcado solitario
amante de lo impropio
arriesgado estúpido
lienzocuerpo
 
no queda mucho más que destruir
ya te han dolido todas
las carrasposas erres
del desgarro

solemnemente

I am not writing a history of these times or of past times or of any future times and not even the history of these visions which are with me all day and all of the night.

Anne Boyer

 

tal vez después de cincuenta noches
despierte de nuevo en ese laberinto del aniversario
y ocho estrellas me tracen
la salida en la espalda
las curvas rectas diagonales
y perpendiculares líneas
de las letras de tu nombre

lleva ese signo
lava esa angustia
esa herida que no viene
de ningún febrero más que de tu mente
abandona el látigo ridículo
y siente los brazos que te brindaron
descansar sobre su propio cansancio

afecto regazo
mis huesos guarecidos
de su propia pobredumbre
sobre tu pecho
y entre tus brazos
sólidas estancias

tanto tiempo ya desde aquel octubre
de esa sala comedor con su sofá
y su mediterráneo

qué importa que yo llore
lo que fue y ya no es
en otro puerto ahora
sobre esta silla
de otra sala comedor
en mi soledad impenetrable

mi nostalgia
casi inaudible
te nombra
te conmemora

tu inventiva
de configuraciones
sobrevive en mi espalda

31 de julio 2017 – 31 de agosto 2017

rutas

7 de agosto de 2017

El mundo es una larga huella tuya
y yo piso la tierra
desterrando el olvido.
C. Maya

madrugo
a recoger hojas secas
en las ciudades
y montes que recorrimos juntos
y me doy cuenta de que no puedo
entregarle a tu nombre más refugios

a dónde huiré
si no para pensarte
sin pena

me quedan tan pocos lugares
sin regalarte
espacios donde la memoria afilada
no me rasga el asqueroso remordimiento
de que pudo haber sido distinto
porque estuvimos tan cerca
tan cerca
del
silencio

recordarte
como un ser etéreo
sin coordenadas
sin habitación
sin atardecer
sin laguna
sin cabaña
sin barrios
sin parque
sin sombra de ese árbol endémico sobre el adoquinado
sin letreros
sin calle de tierra
recordarte
sin ancla alguna a la superficie terrestre
es un consuelo
que no puedo dejar que se me haga lágrima
al volver
sin ti
sin tu voz
a estos lugares tuyosmíos
cofres
guardianes
de nuestro paso

quizás fue un desvarío de tu sensatez
encariñarte de esta
inútil triste tautología
que juega con papel
que recorta pega escribe
sin remedio
que cruza cordilleras
que sube gradas
que llega a tu puerta
que fastidia
que te cansa
que tardíamente se dio cuenta
de le que le querías
y al caer
de boca en ese pozo
erosionó lo posible
y ahora se desvela por ti
inútilmente
reitero
porque tampoco da para más
mi suerte

(Imbaburapak)